Según un sondeo privado realizado en los últimos días, el 90% de los encuestados son jóvenes que dicen apoyar las medidas impuesta en el marco de la pandemia mundial.

La asociación civil FUSA, que trabaja por los derechos de los y las adolescentes, realizó recientemente un estudio de opinión en donde analiza los tiempos actuales en la vida de este sector etario de la población. Se trata de la encuesta “Adolescentes, Covid-19 y aislamiento preventivo obligatorio: ¿cómo viven los adolescentes y jóvenes la cuarentena?

A través de la misma se contactó a más de 1.200 chicos y chicas de todo el país a quienes se los introdujo en un breve cuestionario que arrojó resultados cuanto menos sorprendentes. Del total de los encuestados, un 88,3% dijo estar de acuerdo o muy de acuerdo con las medidas de aislamiento social; en tanto que sólo el 1,2% manifestó estar en desacuerdo.

Sin embargo, el sondeo arroja también un dato que no debería pasar desapercibido. Pese al acompañamiento masivo a la medida del ASPO, un 78,6% de los y las jóvenes encuestadas afirmó que su salud física, mental y emocional se vio afectada de alguna manera.

La cuarentena interrumpió espacios clave para la socialización y el encuentro entre pares -como la escuela o las actividades deportivas-, pero también momentos muy esperados como el último año de la escuela secundaria de algunos de los encuestados, lo que produjo sentimientos de angustia, ansiedad, tristeza y frustración”, destacaron desde FUSA.

Al respecto, un 40% de las y los encuestados mencionó a su madre como la persona o una de las personas con quien puede hablar acerca de cómo se siente, mientras que un porcentaje considerablemente alto (34,8%) afirmó que no puede dialogar con nadie de su hogar acerca de sus sentimientos.