Ante el Ministerio de Trabajo, la Asociación de Docentes Santacruceños y el Consejo Provincial de Educación celebraron su audiencia de conciliación, en la que definieron continuar discutiendo el salario la semana que viene.

La asociación sindical que dirige Pedro Cormack planteó ayer, en la audiencia de conciliación dictada por el Ministerio de Trabajo a pedido del CPE, que mantendrá su postura respecto a la tregua que intenta suspender los paros en el inicio del ciclo lectivo.

Sucede que para la ADoSac, el Ministerio de Trabajo “es parcial” porque obedece al Gobierno y “jamás” le respondió las notas vinculadas a los pedidos de paritarias.

Los riesgos que afronta la asociación sindical si incumple la conciliación obligatoria son altos, ya que las sanciones van desde multas millonarias hasta el quite de su personería. Por esa razón, el Gobierno aprovechó ayer para denunciar que en Pico Truncado se había constatado que esa organización impidió el normal desarrollo de clases, pese a la conciliación.

Durante la reunión, el CPE pidió al Ministerio de Trabajo, garantías para continuar con esta mesa de diálogo y el cumplimiento de la conciliación.

Algo que tensó todavía más la negociación fue la decisión del Consejo de Educación de dar de baja los ofrecimientos de cargos a los docentes que adhieren al paro.

“Entendemos que es contrario a la Constitución Nacional y los tratados internacionales que consagran la libertad sindical y el derecho a huelga, y consideramos que la baja de ofrecimientos es una medida discriminatoria y persecutoria a los docentes”, indicaron desde la asociación sindical.

Para el Gobierno, sin embargo, no sería así porque “el estatuto del docente no regula el ofrecimiento de cargos, regula directamente las designaciones en un cargo docente u horas cátedra” y no puede hablarse de despidos cuando los docentes todavía no habían sido designados en esas horas, ya que “con la designación comienzan los derechos y obligaciones”, afirmó Ismael Enrique, vicepresidente del CPE.

Así las cosas, las partes quedaron en tener una nueva audiencia el miércoles de la semana que viene.

Vale recordar que la última oferta salarial que hizo el Gobierno propuso llegar a un salario de 30.550 pesos para el docente que recién ingresa, el cual será pagado, de aceptarse, en el mes de junio.