Para comprar en Buenos Aires un dólar que termine depositado en una cuenta en el exterior (dólar contado con liquidación) ayer se pagó hasta 72,8 pesos. El mismo dólar pero depositado en una cuenta en la Argentina (dólar Bolsa) costó $ 70,11. El minorista en los bancos y casas de cambio se pagó alrededor de $ 60,5. Como se ve, la brecha entre el dólar oficial y los distintos tipos de dólares libres se agranda cada vez más, aunque todos los precios corresponden a operatorias legales, con dinero blanco y registrado. La diferencia de precios ya se acerca al 24%. También se está empezando a abrir la brecha con el dólar “blue”, es decir el que se compra por fuera del sistema financiero, que ayer saltó a $ 67,50.

Las brechas cambiarias comenzaron a ampliarse en la última semana. Motivos: la proximidad de las elecciones, el temor a una restricción cambiaria mayor, que baje el actual límite de 10.000 dólares por mes que pueden comprar las personas “humanas”. También a ciertos movimientos de fondos internacionales.

Estas brechas están incentivando distintos tipos de “rulos” que permiten ganancias más o menos importantes.

En el mercado legal, comprando y vendiendo bonos, aunque en este caso hay que observar varias cláusulas. Si los dólares se compraron hoy hay que tenerlos guardados durante cinco días hábiles para poder aplicarlos a la compra de un bono que permita hacer el “rulo”. Pero luego, el bono en cuestión tiene que estar otros cinco días inmovilizado antes de venderlo y hacer la ganancia en pesos.

En el caso del dólar blue, la brecha es del 12%, pero claro, el “rulo” empieza con dinero blanco (para comprar los dólares) y se convierte en negro cuando esos dólares se venden en el mercado informal.

Un motivo adicional que pudo incentivar la demanda de dólares “bolsa” o «Contado con liqui” es que ayer se inyectaron pesos al mercado. Se pagaron cerca de $ 12.700 millones de pesos de un cupón de intereses de los bonos del Tesoro que vencen en 2023 y 2026.

En el mercado se recordaba que 45% de cada emisión la tienen los fondos Templeton y Blackrock. Ayer se conoció la noticia de que el fondo Templeton perdió US$ 3.000 millones por sus inversiones en activos nominados en monedas de países emergentes. Y que había decidido refugiarse en monedas más estables. Esto explicaría que Templeton haya salido de la Argentina a través de la operatoria Contado con liquidación. Y que el dólar en ese mercado haya saltado a casi 73 pesos.