El jefe comunal de la villa turística, Javier Belloni, se expresó en estos términos al recorrer la estructura deportiva que se lleva a cabo por estos días en El Calafate, financiada completamente con fondos resultantes de la administración local.

El intendente de El Calafate, Javier Belloni, explicó “un Estado presente, activo y promotor, en nuestro proyecto, también significa incentivar el deporte, las actividades sociales e integradoras para nuestra comunidad. Este microestadio es un símbolo de eso, de sueños cumplidos y de planificar las políticas públicas a mediano y largo plazo”. La inauguración oficial está prevista para el 23 y 24 de agosto, cuando el seleccionado argentino mayor de voleibol enfrente a su par brasileño. En estos días, desde el municipio, se están organizando recorridas para que los atletas locales conozcan las nuevas instalaciones.

“Nos pone muy felices poder decir que estamos cumpliendo otro sueño más, uno que seguramente represente un antes y un después para el deporte de El Calafate y de toda la provincia” señaló el jefe comunal.

El nuevo microestadio municipal, próximo a su inauguración, albergará a 3500 personas sentadas, y tiene capacidad para 7000 u 8000 espectadores si se utiliza el campo para otro tipo de espectáculo. La cancha cuenta con las medidas reglamentarias internacionales, que lo hace apto para cualquier disciplina de primer nivel mundial, con 40 metros de largo por 20 de ancho. El piso deportivo de alto rendimiento hecho de madera de guatambú es el mismo que se utilizó, por ejemplo, en el mundial de futsal. La superficie cubierta supera los 2500 mt2.

Las tribunas son de hormigón premoldeado y se instalaron más de 250 metros lineales de blindex, en conjunto con 500 metros de barandas de acero inoxidable. Hay 90 luminarias de led a los laterales del campo, con una angulación que evita encandilar a los deportistas independientemente de la disciplina que se practique. Además, 4 pantallas gigantes, de 2 x 3 metros, cuelgan en lo alto de la cancha.

En el exterior, en conjunto con del parquizado, se instalarán bicicleteros y tachos de residuos compartimentados para la separación en origen. Las bancas serán de chapa microperforada inoxidable. Esto complementa la fachada hecha de ladrillos a la vista y carpintería de PVC, con aberturas y ventanas de doble vidriado hermético, iluminación led de primera calidad y más de 230 mt2 de superficie semicubiertos.

Hay 20 baños para mujeres y la misma cantidad para hombres, piso de porcelanato para alto tránsito y losa radiante, todo dispuesto en el espacio de uso público. En la cancha, la calefacción es centralizada por aire. Se construyeron vestuarios para local y visitante, uno para árbitros, una enfermería y área de mesa de control. Entre todo ello, se totalizan 11 duchas y 40 baños con grifería de primera calidad.

Esta obra, que llevó más de 3 años de ejecución y se encuentra próxima a ser inaugurada, insumió alrededor de $100.000.000 a lo largo del proceso. El presupuesto fue afrontado completamente con fondos propios de la Municipalidad de El Calafate.