El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui aseguró hoy que el “episodio desencadenante” del corte total de energía el domingo 16 de junio fue “la no actuación de la Desconexión Automática de Desconexión (DAG), responsabilidad de la empresa Transener” a lo que se sumó “la desconexión prematura de 5 de 105 rotores relevantes y la insuficiente actuación del alivio de carga de 69 de 74 distribuidores, que cortaron un 75 por ciento de los que debían cortar”.

Lopetegui brindó hoy en el Senado un amplio informe “preliminar” sobre lo ocurrido en el sistema energético nacional en la mañana del domingo 16 de junio que derivó en un corte total del servicio en todo el país, a excepción de la provincia de Tierra del Fuego.

En un extenso y detallado informe presentado ante varios senadores, Lopetegui contó todo lo sucedido en torno a la interrupción generalizada del suministro energético al concurrir al salón Eva Perón, cumpliendo con el pedido realizado por la comisión de Minería, Energía y Combustibles, presidida por Guillermo Pereyra (MPN-Neuquén).

Valiéndose de los “resultados preliminares” de una investigación, el funcionario puntualizó que “ocurrieron tres cosas” en pocos segundos. Dijo que todo comenzó con un  “error operativo” de Transener, al que calificó de “responsable primario” y aseguró que “de no haber sucedido, nada de esto hubiera ocurrido”, en alusión al corte total del servicio.

El secretario de Estado aclaró que “todo el evento duró 30 segundos”, comenzando “a las  a las 7h 06’ 24” con un cortocircuito en la línea entre Colonia Elia y Belgrano”, en un sector donde la empresa Transener había construido “un by pass” en una de las dos líneas porque “tenía que mudar una torre y así modificó la arquitectura de la red“.

Lopetegui enfatizó que “esto no fue un problema estructural. No fue un problema de falta de inversión. Estos apagones son inusuales: ¿Y por qué son inusuales? Porque tienen que darse una concurrencia de efectos como se dio en este caso: un ambiente en el que había unas condiciones normales que todas juntas pueden aumentar el riesgo; una hora de baja demanda, una parte importante de generación que provenía del NOA; y hubo un error operativo de uno de los operadores que hizo el bypass y no reprogramó”.

El Secretario de Energía, reiteró una definición que hizo a las pocas horas de haberse normalizado el servicio en todo el país, que “se completó en 17 horas”, al recalcar que “el sistema eléctrico argentino es robusto. Esto no lo digo solo yo, lo dicen los expertos de Argentina y de otros países”.

El colapso energético se produjo en “20 a 30 segundos” consignó el funcionario, que aclaró que “si tras producirse la primera falla no hubiera habido más errores, hubiese sido un apagón grande del 40 por ciento del total y no del 100 por ciento” como sucedió.

Lopetegui aclaró que las penalizaciones y compensaciones es una tarea que le corresponde llevar adelante al Ente Nacional de Regulación Energética (ENRE), que resolverá esas medidas una vez que se tenga “el resultado definitivo del informe que demandará entre 45 días y dos meses”.