Solo faltaban 30 minutos para terminar el día, cuando uniformados de la Policía de Santa Cruz, dependientes de la Comisaría Segunda de El Calafate aprendieron a dos sujetos mientras se hallaban cometiendo un delito de forma «infraganti».

El episodio se repite una y otra vez, aunque es poco denunciado por los vecinos en sede policial: Muchos prefieren evitar el tramite administrativo.

Siendo las 23:30 horas, en momentos que el personal policial se encuentra durante el patrullaje de prevención por el Barrio «Cerro Calafate», precisamente en las calles 79 y Salvador Lara, observan a dos personas a bordo de un rodado, de marca Chevrolet Corsa rural de color Gris, transportando materiales de construcción.

Según datan versiones oficiales del hecho, los efectivos procedieron a detener el vehículo para averiguar el paradero de las cosas y como los sujetos no supieron explicar con certeza, inmediatamente fueron contenidos y aprehendidos.

Minutos mas tardes se hizo presente el propietario de la obra, y reconoció que los 16 perfiles que estaban transportando eran de su propiedad.