En el marco del Día Nacional de la Donación de Organos y Tejidos, el Dr. Néstor Murray, referente de Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (CUCAI) Santa Cruz, se refirió a los cambios en la provincia a partir de la reglamentación de la Ley Justina el 3 de agosto del 2018. Para el especialista, no han sido muchos: “Los médicos nos tenemos que poner las pilas”.

Hoy se conmemora el Día Nacional de la Donación de Organos y Tejidos, por ello; el Dr. Néstor Murray, referente de CUCAI Santa Cruz, brindó declaraciones al programa “En el Tintero” por Radio LU12 AM680. 

La Ley Justina establece que todas las personas mayores de 18 años pasan a ser donantes de órganos, exceptuando los casos que dejen por sentado previamente que no desean serlo. Anterior a ello, quienes querían donar sus órganos debían realizar un trámite online para expresar la voluntad y que fuera explícito.

De acuerdo a los datos publicados por el Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), durante los primeros cuatro meses de 2019 se realizó un total de 356 procesos de donación de órganos en el país, lo que representa 201 trasplantes más que en el mismo período de 2018.

“Todo es gracias a la ley”, puso en valor el doctor Murray, agregando que “abre puertas para que las listas de espera, que son interminables, sean cada vez más terminables; que tengamos una finitud”.

Sin embargo, “los datos en Santa Cruz no son tan halagüeños como para el resto del país”, aseguró. Asimismo, rescató que “en lo que andamos muy bien, comparativamente con el resto de la Patagonia, es en la donación de médula ósea, pero en órganos y tejidos realmente no hemos visto un cambio”.

Analizando el panorama santacruceño y haciendo una radiografía del porqué en la provincia no se ha visto un avance, el Dr. Murray hizo un “mea culpa” al respecto: “Los médicos somos los que tenemos todas las herramientas para procurar órganos. Tenemos la ley, por lo tanto los que fallamos ahora somos nosotros”. Finalmente, al ser consultado por un mensaje que trasladaría a los médicos de Santa Cruz para lograr aumentar el número de trasplantes, indicó firmemente: “Nos tenemos que poner las pilas”.